Llámenos al tel.: +34 982 183 614
Pidre, 27 · Palas de Rei – Lugo Vea el Mapa

Comedor

Donde antiguamente se guardaba la paja hoy podemos degustar y disfrutar de la mejor gastronomía y de los mejores caldos.

Sus zamburiñas al horno, su solomillo de vaca gallega o su lomo de bonito de Burela con verduras llegan a hacerle sombra a algunos de sus platos estrella como el follado de verduriñas (milhojas de verduras), los saquiños de cabaciña (saquitos de calabacín) y el capón de Pidre al estilo peregrino, ideal para recargar las pilas después de una dura etapa, o simplemente para darse un inolvidable homenaje gastronómico.

Su carta en constante evolución sabe mezclar lo tradicional con lo más novedoso. Sus platos con una impecable presentación se basan en los productos de temporada y en la mejor materia prima gallega: carnes de buey, quesos de Arzúa-Ulloa, lácteos ecológicos, capones de la zona y en breve hortalizas de la huerta de Suso.

CAPÓN DE PIDRE ESTILO PEREGRINO (click para ver)

  • 1 capón de 3 ½ aprox.
  • 2 cebollas
  • 1 diente de ajo por k. de carne
  • manteca de cerdo perejil
  • sal
  • aceite de oliva
  • vino mencía
  • brandy
  • Castañas
  • Caldo de estofar el capón
  • Moras
  • Salsa de soja
  • vinagre de módena
  • azúcar moreno
  • zumo de naranja
  • Salsa de soja
  • clavo
  • hierbabuena

caponCortamos el capón en octavos, separando los muslos, contramuslos, alas y cortando en dos la pechuga. Adobamos con la grasa de cerdo,ajo y perejil. Reservamos en sitio fresco de un día para otro Calentamos el aceite, retiramos el adobo y doramos el pollo. Colocamos en una tartera donde estarán las cebollas partidas groseramente, añadimos el aceite de la fritura y dejamos pochar a fuego suave hasta que adquiera un bonito color dorado. Incorporamos el vino tinto y dejamos cocer entre 2 horas. Cuando falten ½ para terminar la cocción añadimos el brandy. Retiramos de la salsa y retiramos el exceso de aceite si fuese necesario. Asamos las castañas en el horno con una gruesa capa de sal gorda. Retiramos y pelamos. Cocemos en agua con sal y un poquito de caldo de estofado. Escurrimos y volvemos a poner en horno para secarlas. Ponemos en cazuela todos los ingredientes de la salsa de mora y dejamos reducir hasta que se cuezan las moras. Batimos y aligeramos con agua si quedase muy espeso. Acompañamos el pollo con unas cuantas castañas, un chorrito de su propia salsa de estofado y un hilo de la salsa de mora.

María Varela en el Forum Gastronómico Santiago’10

maria_varela

 

MARÍA VARELA

Todos los magnificos platos de A Parada das Bestas se los debemos a María Varela, propietaria junto a su marido Suso de A Parada das Bestas y la que hace magia en la cocina.

María, menuda y siempre sonriente es una auténtica autodidacta entre fogones. Originaria de Palas de Rei, se crió a la sombra de una famosa casa de comidas que tenía su abuela Balbina en esa villa. Por un tiempo se olvidó de los hornos y los secretos culinarios de la familia y se marchó a estudiar a Santiago. Tras licenciarse en Económicas se embarcó en la aventura del turismo rural y volvió a recordar aquellos olores de su infancia… María se hizo cargo de la cocina de A Parada das Bestas y ha sabido combinar a la perfección la tradición de la cocina gallega con lo mejor de la cocina moderna.

María le da mucha importancia a los alimentos de temporada, le saca un jugo inigualable a la matería prima gallega y aprovecha como nadie los exquisitos productos típicos de la zona, de ahí que su cocina introduzca en muchos de sus platos los quesos de Arzúa-Ulloa o los afamados capones de las fincas de Palas de Rei. De hecho, uno de sus platos estrella es el capón de Pidre al estilo peregrino y es que también María ha sabido bucear en la historia para recuperar recetas de los peregrinos desde la Edad Media hasta hoy.

 

On The Road Again

 

 

Esta labor entre fogones no les pasó por alto a los productores de “On the Road Again” uno de los programas gastronómicos de más éxito de EEUU, que eligieron A Parada das Bestas como uno de los templos gastronómicos de Galicia y del Camino de Santiago.

desayunoMención especial merece la comida más importante del día, tanto para el peregrino que comienza la etapa como para el huesped que busca relax y buenos alimentos. Los bizcochos de María, el pan tostado de Modesto o los quesos de Arzúa-Ulloa son los protagonistas de un desayuno difícil de olvidar.